La derecha – Mejora tus golpes de Pádel

Empuñadura continental y mirando la pared lateral.

Es importante que la empuñadura sea la conocida como “continental”. Nos permitirá realizar tanto golpes de derecha como de revés sin necesidad de cambiarla con la consiguiente perdida de tiempo que podemos dedicar a la preparación y anticipación. Las piernas estarán ligeramente flexionadas y la punta de la pala siempre debe mirar hacia arriba y el cuerpo debe estar mirando hacia la pared lateral para golpear de lado.

Golpear por delante del cuerpo.

Se debe golpear la pelota justo delante de donde está situado el cuerpo, y una vez golpeada no hay que detenerse, sino continuar y acompañar el golpeo en la dirección que queremos darle. Si queremos darle un efecto cortado a la pelota de Pádel para complicar la devolución al rival, debemos abrir un poco la cara de la pala, un golpe profundo realizado así hará que la bola caiga al rebote contra la pared de fondo. También se aconseja apuntar hacia la pelota con el brazo y la mano izquierda. Eso nos servirá para tener una referencia de la distancia y la dirección de la pelota, además de obligarnos a girar el cuerpo y evitar que el golpeo lo hagamos de frente.

Los errores habituales.

Uno de los errores más frecuentes es no flexionar bien las piernas. Para evitar dar un golpe de derecha defectuoso habrá que tener bien presente no levantar el codo antes de golpear o impactar la pelota muy adelante o atrás del cuerpo. Otro error frecuente es esperar la pelota con el brazo muy encogido o entrarle a la bola por abajo o por arriba, así como terminar el golpe hacia abajo o muy hacia arriba. Otro error habitual es no coger la pala firmemente y con la muñeca floja.